A blog created by ... Alex Ponte | Cris Varela | Güella Degüella | cobalto |

Halloween siniestro para los gatos negros




31 de octubre, víspera de difuntos. Esta noche se viene celebrando, con alguna variación, desde tiempos celtas. De estos pasó a los romanos, de estos a los cristianos y de los cristianos a los que venimos después. De paganos a cristianos y de estos a paganos otra vez. Hoy en día, en este mundo global, Halloween también lo es. Y las protectoras de animales toman precauciones.

¡¡¿¿ein??!!


Pues sí. Y también aquí, en nuestro país. Porque junto con lo bueno de las tradiciones, también se hereda lo malo, y la realidad es que el vandalismo y la crueldad con los animales (especialmente si son negros, especialmente si además son gatos) aumentan durante la noche del 31 de octubre, mientras los difuntos duermen tranquilos ajenos a toda esa barbarie.

¡Ni siquiera los celtas hacían esas cosas, por favor!

El curioso aumento del número de adopciones de gatos negros en fechas previas al 31 de octubre pone en alerta a las sociedades de animales, por el temor a que el destino de esas opciones no sea sino un terrible abuso. Allanamientos de refugios, protectoras y hogares particulares en busca de mascotas a las que someter a oscuros rituales y sacrificios bajo la luz de la luna del 31.

glurps! parezco Friker!

Cruentos ejercicios de maldad hacia los animales. O hacia cualquier otro ser indefenso, y de color, como haría el ku klux klan, también durante las noches de difuntos.

Lo dejo, que me caliento.

Gatos negros. Bellos por fuera y por dentro. Efectivamente son siniestros, como podéis ver en las fotos (ambas de Moro, 2006), pero también son inocentes y no tienen la culpa de vuestras cruentas gilipolleces. Si queréis ser gilipollas, si queréis ser crueles, sedlo con vosotros mismos. Dejad tranquilos a los inocentes, dejad tranquilos a los animales, que lo son menos que vosotros.





Leer más...

Fotografía bélica: la Primera Guerra Mundial en color

Verano de 1914. Los herederos al trono del Imperio Austrohúngaro mueren asesinados en Sarajevo a manos de un estudiante nacionalista serbio. El conflicto estalla rápidamente entre ambas nacionalidades y no tarda en extenderse más allá de sus fronteras, e incluso de las fronteras de Europa, implicando a un total de 32 países durante los 4 largos años que dura la que hasta el momento había sido la bloodiest war ever (otras peores vendrían más tarde).



Por aquellos años la fotografía en color todavía estaba en pañales (los hermanos Lumière la habían patentado en 1903). Pero estaba, y algunos fotógrafos no dudaban en experimentar con ella, incluso en la trastienda de la gran batalla.


He descubierto a través del blog de Teleobjetivo una interesante galería de imágenes a color de la Primera Guerra Mundial realizadas por uno de esos fotográfos bélicos experimentales: Jean-Baptiste Tournassoud. Algunas de las fotos que podréis ver en esta web fueron coloreadas posteriormente, pero su potencial gráfico y documental no deja por ello de sorprender. Aquí os dejo una pequeña muestra de las imágenes que más me han llamado la atención:



Encontraréis descripciones más detalladas de todas las fotografías en esta otra web.

Amenazo con más fast for war (-d)








Leer más...

Animalario (VI): dinosaurios

cuánto aprendimos de Darwin...



...y de Spielberg



Tyrannosaurus Rex evolucionado a Loro (de nombre Perico, Betanzos, 2004)



Manada de Hadrosaurus (hoy gallinas) pastando en Roibeira (Betanzos, 2006)



Leer más...

Fotografía estenopeica

Os reto a un experimento. Dejad de jugar por un momento con vuestras supermegacámaras y prestad atención. Aquí os cuento la receta para hacerse una propia cámara de fotos.



Ingredientes:

1 caja de cartón que no deje pasar la luz a su interior
1 aguja de coser
1 película o papel fotográfico

(adicionalmente podremos necesitar tijeras, celo -fixo en Coruña- y cinta aislante)

Elaboración:

Cogemos la caja. Nos aseguramos de que podrá cerrarse sin dejar pasar la luz a su interior. Cogemos la aguja de coser. Con ella hacemos un minúsculo agujero en uno de los lados de la caja (mejor en el lado opuesto a la tapa). Este agujero deberá mantenerse tapado durante el resto del proceso. Una vez tapado el agujero, tenemos que colocar el material fotosensible (la película o el papel fotográfico que vayamos a utilizar) en el interior de la caja, justo en el lado opuesto al agujero (o sea, en la tapa), con mucho ciudado (no vaya a ser que el experimento se nos "vele" llegados a este punto, la luz roja y el papel fotográfico minimizarán los riesgos). Unos trocitos de celo podrán servirnos como elemento de fijación. Una vez colocada la película, cerramos la caja y la sellamos. Para evitar filtraciones (que se nos "vele" el experimento) podremos coger cinta aislante y sellar con ella los cierres y aberturas de la caja. Comprobamos una vez más su validez como recipiente estanco a la luz, seleccionamos algo para fotografiar, lo colocamos en frente del "objetivo de nuestra cámara" y a continuación destapamos el agujero durante unos segundos o unos minutos, dependiendo del tiempo de exposición que necesite el material fotosensible que estemos utilizando. Transcurrido ese tiempo volvemos a cerrar el agujero y bualá!: conseguiremos una imagen en negativo de lo que hayamos fotografiado. Después a revelar y listo!: obtendríamos joyas de la fotografía como estas que podéis ver a continuación.



en negativo


en positivo


estereoscópica


papel fotográfico doblado

Lógicamente, aunque los resultados pueden ser sorprendentes, de la nitidez de las imágenes podría decirse que deja bastante que desear. Y es que en las cámaras estenopeicas, como esta que acabamos de construir, las lentes de las cámaras fotográficas convencionales se sustituyen por un diminuto agujero (estenopo) a través del que pasa la luz. Se podría decir que es una fotografía sin gafas, o una fotografía miope, hipermétrope o astigmática. Sea como fuere, se trata de la fotografía más simple (y barata). Es una manera de hacer fotos en estado puro que, sin embargo, ofrece posibilidades insospechadas: gran angular, uno o más objetivos (agujeros o estenopos), distintos materiales fotosensibles, etc.

A ver...que yo no he hecho el experimento, así que no me hago responsable de los resultados que consigais con él. Pero ánimo, ya me contaréis!

En esta página encontaréis información más detallada sobre la historia de la fotografía estenopeica y consejos muy buenos de todo un experto en la elaboración de estas cámaras (las fotografías que aquí recojo también son suyas -olé, su arte!-). Si le echáis un vistazo comprobaréis que se requiere un poco de maña para hacer estas cámaras y que el proceso ideal no es tan simple como el que humildemente y sin ánimo de que me hagáis caso os he contado aquí (recordad que no debéis esperar contenidos profesionales en este blog).

;)

Leer más...

Ocultos. Donde la espalda pierde su nombre: culos.


Estamos tan acostumbrados a ver retratos fotográficos de modelos posando de frente, que parece que no tengan puerta de atrás. ¿Acaso esos modelos son bidimensionales? ¿Por qué no se nos retrata de espaldas? ¿Por qué ocultar la espalda y el culo al objetivo de la cámara? ¿Acaso no son fotogénicos?

Nada más lejos de la realidad: la exposición colectiva Ocultos quiere demostrarnos que sí lo son; y para ello nos invita a un sugerente recorrido por el siglo XX, ilustrado con 70 fotografías de otros tantos artistas internacionales en las que el culo es el protagonista.

En blanco y negro, en color, grandes, pequeños, duros, flácidos, respingones, caídos, tiernos, sugerentes... Culos, en sus múltiples formatos y situaciones, pero siempre hermosos para el objetivo de estos artistas de la fotografía del siglo XX, que en algún momento quisieron utilizar los traseros de sus modelos como materia prima para sus creaciones, ya fuese con una perspectiva documental, humorística, costumbrista, sugerente... o simplemente transgresora, pero siempre dorsal.

Muy recomendable para voyeuristas, no sólo por el contenido de las fotografías, sino también por el continente: parece ser que el montaje de la exposición, compuesto por una serie de gabinetes privados y mirillas a través de las que se observan las imágenes, es espectacular (esperemos que todo quede en una actitud voyeurista y no haya que higienizar las cabinas).

La Fundación Canal
(Madrid) es la responsable de este "viaje anatómico dorsal" que podrá realizarse hasta el próximo 6 de enero.

Y ya que va de culo, jeje, os recomiendo esta poesía que Allen Ginsberg "le dedicó" en 1968 (¡¡¡!!!)
(aquel día no iría puesto de LSD, pero de Poppers seguro)

Más info en:

El País

La Voz de Galicia
El mundo (álbum)

El mundo (vídeo)

Amenazo con más

Leer más...
 

version 1.1 rev 9 13/02/09 - best viewed in 1024x768 or higher with firefox